Saltar al contenido
El Mundo del GLOBO TERRÁQUEO

Historia, Origen y Evolución de la Tierra

Historia, Origen y Evolución de la Tierra
5 (100%) 1 vote

 

Historia, Origen y Evolución de la Tierra

La historia de la Tierra cubre los aproximadamente 4.600 millones de años que van desde la formación de la Tierra a partir de la nebulosa Presola hasta el presente. Este artículo presenta una visión general que resume las teorías científicas más aceptadas.

Origen de la Tierra

La Tierra se formó como parte del nacimiento del sistema solar.

Formación del Sistema Solar

Historia, Origen y Evolución de la TierraLo que más tarde se convertiría en el Sistema Solar existía inicialmente como una gran nube de polvo, rocas y gases en rotación. Estaba compuesto de hidrógeno y helio producidos del Big Bang, así como de elementos químicos expulsados por las explosiones de las supernovas.

Entonces, hace unos 4.600 millones de años, se piensa que una estrella cercana se convirtió en una supernova. La explosión envió una onda expansiva a través de la nebulosa Presola , causando la implosión. Esto provocó que:

  • A medida que la nube continuaba girando, la gravedad y la inercia formaron un disco protoplanetario, orientado perpendicularmente respecto a su eje de rotación.
  • La mayoría de la masa se concentró en el centro y empezó a calentarse.
  • La implosión de esta materia dio calor cinético. Como no se podía escapar, el centro de la nube se calentó, permitiendo la fusión de hidrógeno en helio . El resultado fue un estrella T Tauri , el Sol primitivo.

Mientras tanto, a medida que la gravedad hacía que la materia se condensara alrededor de las partículas de polvo, el resto del disco se empezó a separar en anillos. Los fragmentos más pequeños comenzaron a acumularse y volviéndose fragmentos más grandes, que se convertían en protoplanetas. Entre ellos hubo una acumulación de materia a unos 150 millones de kilómetros del centro: la Tierra.

A medida que el Sol se condensaba y se calentaba, empezó a producirse la fusión nuclear, y el viento solar que resultó se llevó la mayoría del material del disco que no se había condensado en cuerpos más grandes.


Origen de la Luna

El origen de la Luna permanece incierto, aunque los indicios apuntan hacia la teoría del impacto gigante.

Es posible que la Tierra no hubiera sido el único planeta que se formó a 150 millones de kilómetros del Sol. Se piensa que otro cuerpo se formó a 150 millones de kilómetros del Sol. Este planeta, llamado Theia, habría sido más pequeño que la Tierra actual, con un tamaño y una masa similares a la de Marte . Su órbita podría haber sido estable al principio, pero se desestabiliza a medida que la Tierra incrementaba su masa con la acumulación de más y más material.

Theia se “columpió” adelante y atrás hasta que, hace aproximadamente 4.533 millones de años, colisiona con la Tierra oblicuamente. 

Origen de la Luna

La baja velocidad y el ángulo de impacto no llegaron a destruir la Tierra, pero una parte importante de su corteza fue expulsada. Los elementos más pesados de Theia se hundieron en el núcleo terrestre, mientras que el material restante y el material expulsado se condensaron en un único cuerpo. Bajo la influencia de su propia gravedad, este cuerpo se hizo más esférico: se formó así la Luna. 

También se cree que este impacto cambió el eje de la Tierra, produciendo la oblicuidad de 23,5° que causa las estaciones de la Tierra (un modelo ideal y simple de los orígenes de los planetas tendría un eje de 0° sin estaciones). También podría haber acelerado la rotación de la Tierra e iniciado su tectónica de placas .


La Tierra Primitiva

la Tierra PrimitivaLa Tierra primitiva, era muy diferente del mundo actual. No había océanos y la atmósfera no tenía oxígeno. Recibía el impacto de planetoides y otros residuos de la formación del sistema solar. Este bombardeo, junto con el calor liberado por los procesos radiactivos, el calor residual, y el calor creado por la presión de la contracción, hacía que el planeta se encontrara completamente fundido.

Los elementos más pesados se hundieron en el centro, mientras que los más ligeros subieron a la superficie, creando las diversas capas de la Tierra. La atmósfera primitiva habría incluido el material cercano de la nebulosa solar, especialmente gases ligeros como el hidrógeno y el helio, pero finalmente habría sido eliminada por el viento solar y el mismo calor terrestre.

Esto cambió cuando la Tierra tuvo un radio de un 40% de la actual, y la atracción gravitatoria permitió la retención de una atmósfera con agua . Las temperaturas bajaron y la corteza del planeta se acumuló sobre una superficie sólida, con zonas fundidas por grandes impactos.

La superficie se enfrió rápidamente, formando la corteza terrestre en 150 millones de años. Hace entre  4.000 y 3.800 millones de años la Tierra sufrió un periodo de bombardeo meteórico . El vapor de agua se escapaba de la corteza mientras que los volcanes liberaban más gases, formando la segunda atmósfera terrestre.

Los impactos meteóricos, provenientes sobre todo del cinturón de asteroides, aportaron más agua. El planeta se enfrió y se formaron las primeras nubes. La lluvia originó los océanos hace 3.800 millones de años, y probablemente aún antes; hay indicios recientes que indican que los océanos se podrían haber comenzado a formar hace 4.200 millones de años.

La nueva atmósfera contenía probablemente amoníaco, metano, vapor de agua, dióxido de carbono y nitrógeno, además de pequeñas cantidades de otros gases. El oxígeno quedó atrapado con hidrógeno o en minerales en la superficie. La actividad volcánica era intensa y, sin una capa de ozono que la detuviera, la radiación ultravioleta inundaba la superficie.

Video de la Evolución de la Tierra

 


Origen de la Vida en la Tierra

Aunque se han establecido los principios generales, no se conocen detalles sobre el origen de la vida. Una de las teorías propuestas es que la vida, o al menos algunos componentes orgánicos, podría haber llegado a la Tierra del espacio, como postula la teoría de la Panspermia, mientras que otros argumentan que es más probable un origen terrestre. De todas formas, los mecanismos causantes de la aparición de la vida serían similares.

Si la vida hubiera comenzado en la Tierra, la fecha en que empezó es bastante especulativa; quizás hace unos cuatro mil millones de años. De alguna manera, en el marco de la química energética de la Tierra primitiva, una molécula (o quizás alguna otra cosa) consiguió la habilidad de hacer copias de sí misma, es decir, de replicarse. No se conoce la naturaleza de esta molécula, ya que su función fue tomada hace mucho tiempo por el replicador actual, el ADN.

Se han propuesto diferentes modelos para explicar cómo se podría haber desarrollado este replicador. Se han propuesto diferentes tipos de replicador, incluyendo sustancias químicas orgánicas tales como proteínas modernas, ácidos nucleicos, fosfolípidos, cristales o incluso sistemas cuánticos. Actualmente no hay ningún método para determinar cuál de estos modelos se ajusta al origen de la vida en la Tierra, si es que alguno lo hace.

Una de las teorías más antiguas, y que ha sido trabajada en detalle, puede servir como ejemplo de cómo podría haber sucedido esto: La alta energía de los volcanes, los relámpagos y los rayos ultravioleta podrían haber causado reacciones químicas que habrían producido partículas más complejas a partir de compuestos simples como el metano y el amoníaco . Entre ellas había muchos de los compuestos químicos orgánicos relativamente simples que son las piezas básicas de la vida.

A medida que aumentaba la cantidad de esta “sopa orgánica”, las diferentes moléculas empezaron a reaccionar entre ellas. A veces se creaban moléculas más complejas  (quizás la arcilla sirvió de base para reunir y concentrar material orgánico)

El replicador

La presencia de ciertas moléculas podría acelerar las reacciones químicas. Todo esto continuó durante mucho tiempo, y las reacciones tenían lugar de una forma más o menos aleatoria, hasta que por casualidad apareció una nueva molécula: el replicador. Esta molécula tenía la extraña propiedad de causar reacciones químicas que producían una copia, y aquí empezó la evolución . 

Otras teorías proponen un replicador diferente. En cualquier caso, en un cierto punto el papel del replicador fue tomado por el ADN; todas las formas de vida conocidas (exceptuando algunos virus y los priones) utilizan el ADN como replicador, de una manera casi idéntica.


La primera célula

La vida moderna guarda su material replicador bien almacenado dentro de la membrana celular. Es más fácil entender el origen de la membrana celular que el del replicador, ya que las moléculas de fosfolípidos que componen la membrana celular forman a menudo una bicapa de forma espontánea cuando se las pone en el agua. En ciertas condiciones pueden formarse muchas de estas esferas. No se sabe si este proceso apareció antes o después del origen del replicador, o tal vez fue el replicador.

La teoría más aceptada es que el replicador, que en ese momento posiblemente era el ácido ribonucleico (ARN), junto con su aparato replicador y posiblemente otras moléculas, ya había aparecido.

El ARN es un buen candidato para el replicador inicial porque puede almacenar información genética y catalizar reacciones. En algún momento, el ADN tomó este papel, y las proteínas conocidas como enzimas pasaron a ocuparse de la catálisis, dejando que el ARN transfiere información y controlara el proceso.

Existe la creencia, cada vez más extendida, que estas células primitivas podrían haber evolucionado cerca de géiseres submarinos conocidos como black smokers.

Sin embargo, se cree que de esta variedad de células, o protocélulas, sólo sobrevivió un tipo. Los indicios sugieren que el último antepasado común universal vivió hace unos 3.500 millones de años o aún antes.

Esta célula es la antepasada de todas las células y por lo tanto de toda la vida en la Tierra. Probablemente se trataba de una célula procariota, con membrana celular y probablemente con ribosomas, pero sin núcleo ni orgánulos dentro de la membrana, como serían las mitocondrias o los cloroplastos. Como todas las células modernas, utilizaba el ADN como código genético, el ARN para la transmisión de información y la síntesis de proteínas, y enzimas para catalizar las reacciones.

Algunos científicos creen que el último antepasado común universal no era un único organismo sino una población de organismos que se intercambiaban genes en una transferencia horizontal de genes.


Fotosíntesis y oxígeno

Es probable que las células iniciales fueran todas ellas heterótrofas, es decir, utilizaban las moléculas orgánicas cercanas como materia prima y fuente de energía.

A medida que las fuentes alimentarias se agotaron, algunas células crearon una nueva estrategia: En lugar de explotar las fuentes menguantes de moléculas orgánicas en estado libre, estas células adoptaron la luz del Sol como fuente de energía.

fotosíntesis y oxígenoHay varias estimaciones, pero hace 3.000 millones de años, probablemente ya había aparecido algo parecido a la fotosíntesis moderna. Esto hizo que la energía solar pudiera ser aprovechada no sólo por los autótrofos, sino también por los heterótrofos que los consumían.

La fotosíntesis utilizaba los abundantes dióxido de carbono y agua como materias primas y, con la energía de la luz solar, producía moléculas orgánicas ricas en energía (carbohidratos).

Además, la fotosíntesis soltaba oxígeno como residuo. Al principio se unía con hierro, piedra caliza y otros minerales. Existen pruebas sustanciales de este hecho en las capas con abundante óxido de hierro que corresponden a ese momento.

Los océanos se habrían vuelto de color verde a medida que el oxígeno reaccionaba con los minerales. Cuando las reacciones llegaron a su fin, el oxígeno comenzó finalmente a acumularse en la atmósfera. A pesar de que cada célula producía una cantidad ínfima de oxígeno, la combinación del metabolismo de muchísimas células durante un gran período de tiempo transformó la atmósfera terrestre en lo que es actualmente.

Esta es, pues, la tercera atmósfera de la Tierra. Una parte del oxígeno fue estimulado por la radiación ultravioleta solar y se convirtió en ozono, que se acumuló en una capa en la parte alta de la atmósfera. La capa de ozono absorbía, y aún absorbe, una parte significativa de los rayos ultravioletas que antes atravesaban la atmósfera. Esto permitió a las células colonizar la superficie del océano y, más adelante, la tierra firme: sin la capa de ozono, el bombardeo continuo de rayos ultravioleta habría causado un nivel insostenible de mutaciones en las células que estuvieran expuestas.

Aparte de suministrar grandes cantidades de energía a las formas de vida y detener la radiación ultravioleta, los efectos de la fotosíntesis tuvieron una tercera influencia que cambió el mundo. El oxígeno era tóxico; es probable que gran parte de la vida en la Tierra se extinguiera a medida que el nivel de este gas crecía (la catástrofe del oxígeno). Los organismos resistentes sobrevivieron y prosperaron, y algunos de ellos desarrollaron la capacidad de usar el oxígeno para mejorar su metabolismo y extraer más energía de los mismos alimentos.


La endosimbiosis y los tres dominios de la vida

La taxonomía moderna clasifica la vida en tres dominios. El tiempo del origen de estos dominios es objeto de especulación. Probablemente, las bacterias fueron los primeros en separarse de las otras formas de vida (llamadas Neomura), pero esta suposición es controvertida.

Poco después, hace unos 2.000 millones de años, los Neomura se dividieron en Archaea y Eukarya . Las células eucariotas son más grandes y complejas que las procariotas (Bacteria y Archaea), y el conocimiento que se tiene del origen de esta complejidad es reciente. En este tiempo, una célula bacterial, cercana a la Rickettsia actual,  se introdujo en una célula procariota mayor. Es posible que la célula grande intentara digerir la pequeña pero no lo consiguió, quizá debido a la aparición de las defensas contra los depredadores, o tal vez la célula pequeña intentó parasitar la grande; fuera como fuera, sobrevivió en el interior de la grande.

arbol de la vida

La célula pequeña, utilizando oxígeno, fue capaz de metabolizar los residuos de la célula grande y extraer más energía, de la que una parte volvía al hospedador. La célula pequeña se replicó en la grande, y pronto se desarrolló una relación simbiótica estable.

Con el tiempo, el hospedador adquirió algunos genes de las células más pequeñas, y los dos tipos de organismo se volvieron interdependientes: la célula grande no podía sobrevivir sin la energía producida por las pequeñas, y éstas no podían sobrevivir sin la materia prima que les suministraba la célula grande. Esta simbiosis entre la célula grande y las células pequeñas de su interior se desarrolló hasta el punto de que se considera que se convirtieron en un único organismo, con las células pequeñas clasificadas como orgánulos con el nombre de mitocondrias .

Pasó algo parecido con las cianobacterias fotosintéticas que se introdujeron dentro de las células heterótrofas mayores, convirtiéndose en cloroplastos. Probablemente como resultado de estos cambios, un linaje de células con capacidad de fotosíntesis se separó de las otras eucariotas hace un poco más de 1.000 millones de años. Seguramente hubo varias instancias de este fenómeno, como se ve en la imagen de la derecha.

Aparte de la teoría endosimbiótica del origen celular de las mitocondrias y cloroplastos, ampliamente aceptada, se ha sugerido que las células llevaron a peroxisomas, las espiroquetas los cilios y flagelos, y que un virus ADN podría haber dado pie al núcleo celular, aunque ninguna de estas teorías ha ganado mucha aceptación.

Durante este periodo, se cree que existió el supercontinente Columbia, probablemente hace entre 1.800 y 1.500 millones de años; es el supercontinente más antiguo.


Los organismos pluricelulares

Los arqueas, las bacterias y las eucariotas continuaron diversificándose y volviéndose más sofisticados y mejor adaptados a su medio ambiente. Cada dominio se dividió repetidamente en múltiples linajes, aunque no se sabe mucho sobre la historia de las arqueobacterias y bacterias.

Hace unos 1.100 millones de años, el supercontinente de Rodin se estaba formando. Los linajes de plantas, animales y hongos ya se habían separado, aunque todavía existían como células solitarias. Algunas de ellas vivían en colonias, y gradualmente comenzó a aparecer la división de funciones; por ejemplo, las células de la periferia podrían haber empezado a asumir papeles distintos de los de las del interior.

Hace unos 1.100 millones de años aparecieron las primeras plantas pluricelulares , probablemente clorófitos , aunque la línea que separa una colonia con células especializadas de los organismos pluricelulares no es siempre clara.

Es probable que hace unos 900 millones de años, la verdadera pluricelularidad se hubiera desarrollado también en los animales. Se supone que al principio era similar a la de las esponjas actuales, en los que todas las células son totipotentes y un organismo dañado se puede regenerar. A medida que la división de funciones se hacía más completa en todos los linajes de organismos pluricelulares, las células se hicieron más especializadas y más dependientes una de la otra; las células aisladas morían.

Muchos científicos creen que hace unos 770 millones de años comenzó una edad glacial tan severa que se hiela la superficie de todos los océanos (Tierra bola de nieve). Finalmente, después de 20 millones de años, surgió bastante dióxido de carbono de las erupciones volcánicas para causar un efecto invernadero que provocó una elevación de las temperaturas globales. En el mismo periodo, hace unos 750 millones de años, Rodin comenzó a fragmentarse.


La colonización de la tierra

La acumulación de oxígeno en la atmósfera terrestre llevó a la formación de ozono, que formó una capa que bloquea la mayoría de los rayos ultravioletas que llegan del Sol. Por ello, los organismos unicelulares que llegaron a la tierra tenían más posibilidades de sobrevivir, y los procariotas empezaron a multiplicarse y a adaptarse para la supervivencia fuera del agua.

Es probable que los procariotas ya hubieran colonizado la tierra hace 2.600 millones de años, antes incluso del origen de los eucariotas. Durante mucho tiempo, la tierra quedó desierta y sin organismos pluricelulares.

Acontecimientos más destacados

  • El supercontinente Pannotiase se formó hace 600 millones de años y se fragmenta sólo 50 millones de años más tarde.
  • Los peces, los vertebrados más antiguos, evolucionaron en los océanos hace unos 530 millones de años. Una gran extinción en masa tuvo lugar hacia el fin del periodo Cámbrico, que acabó hace 488 millones de años.
  • Hace varios cientos de millones de años, empezaron a crecer plantas (probablemente similares a las algas) y hongos en las aguas someras, y más tarde fuera del agua.
  • Los fósiles más antiguos de plantas y hongos terrestres datan de hace 480 a 460 millones de años, aunque análisis moleculares sugieren que los hongos podrían haber llegado a la tierra hace unos 1.000 millones de años y las plantas hace unos 700 millones de años. Al principio permanecieron cercanos a la orilla, pero una serie de mutaciones y variaciones les permitió avanzar en la colonización de este nuevo medio.
  • No se conoce el momento en que los animales abandonaron el océano por primera vez: la prueba clara más antigua es la existencia de que posiblemente prosperaban y se adaptaban mejor gracias a la enorme cantidad de alimentos que les proporcionaban las plantas terrestres. También hay indicios no confirmados de que los artrópodos podrían haber llegado a la tierra hace 530 millones de años.
  • A finales del periodo Ordovícico, hace 440 millones de años, tuvieron lugar más extinciones en masa, tal vez debido a una nueva edad glacial. Más adelante, hace unos 380-375 millones de años, los primeros tetrápodos evolucionaron de los peces. Se cree que posiblemente las aletas se transformaron para convertirse en miembros que permitieron a los primeros tetrápodos apoyarse para sacar sus cabezas fuera del agua y respirar aire. Esto les permitiría sobrevivir en aguas pobres en oxígeno o perseguir presas pequeñas en las aguas someras. El siguiente paso evolutivo permitió que pudieran salir a tierra firme durante periodos cortos.
  • Finalmente, algunos de ellos se adaptaron tan bien a la vida terrestre que empezaron a pasar su vida adulta en la tierra, aunque tenían que nacer en el medio acuático y en este medio seguían realizando la puesta de los huevos. Así aparecieron los anfibios .
  • Hace unos 365 millones de años tuvo lugar otro periodo de extinciones, causado posiblemente por un enfriamiento global. Las plantas se desarrollaron entonces, lo que aceleró drásticamente su expansión en la tierra durante este periodo.
  • Unos veinte millones de años más tarde, hace 340 millones de años, el aspecto del huevo amniótico permitió la puesta de huevos en la tierra firme, lo que supuso una gran ventaja para los embriones de los tetrápodos. Esto dio como resultado la separación entre amniotes y anfibios.
  • Unos treinta millones de años después, los sinàpsids (incluyendo los mamíferos) se separaron de los Sauropsida (incluyendo los pájaros y los reptiles no aviares y no mamíferos). Por supuesto, continuaron evolucionando otros grupos de organismos y apareciendo nuevos linajes, pero los detalles no son muy conocidos. Hace 300 millones de años se formó el supercontinente más reciente, Pangea .
  • La extinción en masa más grande de la historia de la Tierra, la extinción permiana, tuvo lugar hace 250 millones de años, en el límite de los períodos Pérmico y Triásico; el 95% de la vida en la Tierra se extinguió, posiblemente debido a las trampas siberianas, un evento de gran actividad volcánica .
  • El descubrimiento de un cráter escondido bajo la Capa de Hielo de la Antártida Oriental ha sugerido una nueva teoría de que un meteorito causó la extinción e inició la fragmentación de Gondwana, creando la falla tectónica que impulsó Australia hacia el norte. Sin embargo, la vida resistió, y hace unos 230 millones de años, los dinosaurios se diferenciaban de sus antepasados reptiles.
  • Una extinción a finales del Triásico no afectó mucho los dinosaurios y hace unos 200 millones de años ya se encontraban en una posición dominante entre los vertebrados. A pesar de que algunos linajes de mamíferos se empezaron a separar durante este periodo, los mamíferos de aquella época eran con toda probabilidad pequeños animales similares a las musarañas.
  • Hace 180 millones de años, Pangea se fragmenta en Laurasia y Gondwana. La frontera entre dinosaurios aviares y no aviares no es clara, pero el Archaeopteryx, considerado tradicionalmente uno de los primeros pájaros, apareció hace unos 150 millones de años.
  • Los indicios más antiguos de plantas con flor corresponden al período Cretácico, unos veinte millones de años después, es decir, hace unos 132 millones de años.
  • La competencia de las aves condujo muchos géneros de pterosaurio a la extinción, y los dinosaurios ya estaban en declive por diversos motivos cuando, hace 65 millones de años, un meteorito de unos 10 kilómetros de diámetro impactó con la Tierra justo delante de la península del Yucatán, expulsando enormes cantidades de polvo y vapor en el aire, que bloquea la luz solar, evitando la fotosíntesis. La gran mayoría de animales de gran tamaño, incluyendo los dinosaurios no aviares, se extinguieron, marcando el fin del Cretácico y de la era Mesozoica.
  • A partir de entonces, durante el Paleoceno, los mamíferos no tardaron en diversificarse, crecer y convertirse en los vertebrados dominantes. El último antepasado común de todos los primates debió vivir hace unos dos millones de años más tarde, hace unos 63 millones de años. Hacia finales del Eoceno, hace 40 millones de años, algunos mamíferos terrestres ya habían vuelto a los océanos y evolucionado en los antepasados de los delfines y de las ballenas.

Origen del Ser Humano

Un pequeño primate africano que vivió hace unos seis millones de años fue el último antepasado común de los humanos actuales y sus parientes más cercanos, los bonobos y chimpancés. Sólo dos de las ramas de este árbol evolutivo no se han extinguido.

Poco después de la separación, y por razones que todavía son debatidas, los primates de una de las ramas desarrollaron la habilidad de caminar de pie. El tamaño del cerebro aumentó rápidamente, y hace unos 2 millones de años ya habían aparecido los primeros animales clasificados en el género Homo. Evidentemente, la línea que separa diferentes especies o incluso géneros es bastante arbitraria, pues los organismos cambian continuamente con cada generación.

Durante el mismo periodo, la otra rama se dividió en los antepasados del chimpancé común y los antepasados del bonobo, mientras que la evolución continuaba simultáneamente en todas las formas de vida.

Es probable que los primeros en manipular el fuego fueran los Homo erectus (o Homo ergaster), hace al menos 790.000 años, pero podría ser que se remontara a hace 1,5 millones de años. Es más difícil establecer el origen del lenguaje; no está claro si Homo erectus podría hablar o si Homo sapiens fue el primero en conseguirlo.

A medida que el tamaño del cerebro crecía, las crías nacían más temprano, antes de que sus cabezas fueran demasiado grandes para pasar por la pelvis. Por lo tanto, mostraban más neuroplasticidad y poseían una capacidad especial de aprender, pero eran dependientes de los padres durante más tiempo. Las habilidades sociales se volvieron más complejas, el lenguaje más avanzado y las herramientas más elaboradas. Esto llevó a aún más cooperación y un mayor desarrollo cerebral.

Se cree que los humanos anatómicamente modernos, los Homo sapiens, se originaron hace unos 200.000 años en África ; los fósiles más antiguos datan de hace aproximadamente 160.000 años.

Los primeros humanos que presentan pruebas de espiritualidad son los neandertales , a menudo clasificados como una especie diferente que se extinguió; enterraban a sus muertos, generalmente con comida y herramientas. Sin embargo, no aparecieron pruebas de cultos más sofisticados hasta hace unos 32.000 años, con las pinturas rupestres de los cromañones, que probablemente tenían un significado mágico o religioso. Los cromañones también dejaron figuras de piedra como la Venus de Willendorf, probablemente una estatua con un significado religioso.

Hace 11.000 años, el Homo sapiens ya había llegado al extremo meridional de América del Sur, el último de los continentes no habitados, con la excepción de la Antártida. El uso de herramientas y el lenguaje continuaron perfeccionándose, y las relaciones interpersonales se hicieron más complejas.


Origen de la Civilización 

Durante más del noventa por ciento de su historia, el Homo sapiens vivió en pequeños grupos de cazadores-recolectores nómadas. A medida que el lenguaje se hacía más complejo, la capacidad de recordar y transmitir información dio un nuevo tipo de replicador: el meme. Las ideas podían intercambiarse rápidamente y ser transmitidas a las generaciones siguientes.

La evolución cultural sobrepasó rápidamente la evolución biológica y comienza la historia como tal.

Estos son los acontecimientos más importantes del comienzo de la civilización:

  • Hace entre 10.500 y 9.000 años, los humanos que vivían en la Creciente Fértil , en Mesopotamia, empezaron el cultivo sistemático de plantas y animales: comenzó la agricultura y la ganadería.
  • La habilidad de cultivar se transmitió a las regiones vecinas, y también se desarrolló independientemente en todo el mundo, hasta que la mayoría de Homo sapiens vivían de forma sedentaria en asentamientos permanentes.
  • Sin embargo, no todas las sociedades abandonaron el nomadismo, especialmente las que vivían en zonas pobres en plantas domesticables, como Australia . Sin embargo, entre las civilizaciones que sí adoptaron la agricultura, la seguridad relativa y el aumento de la productividad que ofrecía permitieron un crecimiento de la población.
  • La agricultura tuvo un impacto profundo; los humanos empezaron a afectar el medio ambiente como nunca lo habían hecho. Los excedentes alimentarios permitieron el establecimiento de una clase clerical o gobernante, y más tarde un reparto de funciones. Esto llevó a la primera civilización de la Tierra, a Sumeria, entre el milenio IV aC y el III aC . Pronto surgieron el antiguo Egipto y el valle del Indo.
  • A partir de 3000 aC, el hinduismo , una de las religiones más antiguas que aún se practican hoy, comienza á tomar forma. Pronto aparecieron otras.
  • La invención de la escritura permitió la aparición de sociedades complejas: los registros y las bibliotecas servían como almacén de conocimientos e incrementó la transmisión cultural de información. Los humanos ya no tenían que pasar todo el tiempo trabajando para sobrevivir; la curiosidad y la educación fueron el motor de la búsqueda de conocimientos y sabiduría.
  • Aparecieron varias disciplinas, incluyendo la ciencia (en estado primitivo). Nacieron nuevas civilizaciones que comerciaban las unas con las otras y que guerreaban por el control de territorios y recursos: se formaron los primeros imperios . Alrededor del 500 aC había imperios en el Oriente Medio , Irán , la India , China y Grecia, en un estado más o menos igualado; a veces se expandía un imperio, y más tarde declinaba o perdía terreno.
  • Al siglo XIV comenzó el Renacimiento en Italia, con cambios profundos en religión, arte y ciencia.
  • A partir de 1500, las civilizaciones europeas iniciaron unos cambios que llevaron a la revolución científica e industrial : Europa empezó a ejercer un dominio político y cultural sobre las sociedades humanas de todo el planeta.
  • Ya en el siglo XX, naciones de todo el mundo se enfrentaron en las guerras mundiales entre 1914 y 1918 y entre 1939 y 1945 . Tras la Primera Guerra Mundial, se formó la Sociedad de Naciones, el primer intento hacia un gobierno mundial, la que luego será sustituida por las Naciones Unidas.
  • En el año 1992, varios estados europeos se unieron en la Unión Europea. A medida que mejoraban los transportes y las comunicaciones, la economía y los asuntos políticos de los países de todo el mundo se han ido entrelazando causando discordia, aunque también ha aumentado la colaboración entre países.

Acontecimientos recientes 

Los cambios han continuado a un ritmo rápido desde los años 40 hasta nuestros días. Estos son los cambios más significativos:

  • Los avances tecnológicos incluyen las armas nucleares, los ordenadores, la ingeniería genética y la nanotecnología.
  • La globalización económica, impulsada por los avances en las comunicaciones y el transporte, ha cambiado la vida cotidiana de muchas partes del mundo. Realidades culturales e institucionales como la democracia, el capitalismo y el ecologismo han incrementado su influencia. Problemas como las enfermedades, la guerra, el calentamiento global y la pobreza continúan presentes.
  • El 1957 , la Unión Soviética lanza el Spútnik 1, el primer satélite artificial y, poco después, Yuri Gagarin se convirtió en el primer hombre en el espacio.
  • En 1969 Neil Armstrong es el primer ser humano en pisar la Luna .
  • Cinco agencias espaciales, que representan más de quince países diferentes, han trabajado conjuntamente para construir la Estación Espacial Internacional . A bordo de la estación, ha habido humanos al espacio ininterrumpidamente desde 2000.

Referencias:

Por favor, comparte este artículo para que esta información pueda llegar a más personas. Solo debes hacer click en algún botón de redes sociales aquí abajo. Te agradecemos mucho tu ayuda!

También puede interesarte...

Esta web utiliza cookies que pueden contener información de seguimiento sobre los visitantes. Al continuar navegando, acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies